¿Cuál es la dimensión de cama más adecuada para ti?

A la hora del descanso es imprescindible contar con los elementos necesarios para que se haga de forma adecuada. Uno de los aspectos principales que se deben estudiar son las dimensiones de la cama, sobre todo si ya estás pensando en adquirir una nueva o si sientes que la que usas en la actualidad no cubre tu expectativas. Hoy nos queremos referir a este tema ya que puede ser bastante complejo atinar en la decisión correcta.

Entre diseños y modelos

Como ya habrás notado, en el mercado conviven cualquier cantidad de modelos y diseños de cama adaptados para todos los gustos y contexturas. Sin embargo, no es nuestro interés ahondar en temas muy técnicos que terminen por desmotivarte de la lectura de este artículo. Iremos a lo importante.

La diversidad de tamaños

En estos casos se aplica un criterio similar al de la elección de la ropa, cada persona la elige según su talla. Pues bien, aunque se desconoce mucho sobre este aspecto o no se trate con el suficiente cuidado, a las camas se le aplica un criterio similar. Los expertos recomiendan que sus dimensiones, en cuanto a largo, superen en 15 o 20 cm la estatura del usuario a fin de evitar incomodidades nocturnas.

Por otro lado, también se debe considerar el ancho. El uso de las camas individuales o matrimoniales para el uso de una sola persona es cuestión de gustos. Sin embargo, lo más importante es poder encontrar un espacio suficiente que nos permita movilizarnos a plenitud mientras dormimos. En líneas generales, los colchones pueden ir con medidas desde los 190 a 200 centímetros de largo por 70 a 120 centímetros de ancho.

¿Solo o acompañado?

Las camas dobles, también conocidas como matrimoniales, sirven para parejas que ya se encuentran en mutua convivencia. En este caso, no existen mayores variantes en cuanto al largo del colchón pero sí en torno al ancho. Gracias al desarrollo de las tecnologías y a la constante búsqueda de mayores comodidades, surgieron versiones como las camas King Size que permiten obtener hasta 40 centímetros más de anchura para mayor comodidad.

Pero, existe aún otra forma de lograr el espacio que algunos esperan y es a través de la unión de dos colchones individuales con los que se obtiene doble beneficio: permanecen en el mismo lecho pero cada uno con su espacio independiente.

Las camas para niños

En el caso de los niños se debe seguir un patrón similar considerando su estatura. Lo que realmente se modifica en estos casos es la necesidad de hacer cambios constantes debido a que crecen con mucha rapidez. Por ello, se recomienda siempre el uso de camas evolutivas que permiten ir modificando su espacio a medida que el niño va creciendo y cambiando su constitución física. Estas camas pueden ser de 140 centímetros de largo por 90 centímetros de ancho, pudiéndose aplicar una extensión de hasta 50 centímetros para alcanzar los 190 centímetros de largo, tal como una cama individual. Lo principal, en todo caso, será siempremantener al niño lo suficientemente comodo pues su buen desarrollo depende mucho del tiempo de descanso que tengan cada día.