Aprende a curar el dolor de espalda por dormir mal

¿Sabías que un 52% de personas sufren dolor de espalda al despertar? Esto no es coincidencia, de hecho, se estima que un 80% de individuos pueden sufrir dolor de espalda, en alguna parte de su vida. ¿Sufres de este mal? ¿Te gustaría aliviar ese dolor? Sigue leyendo y te contamos cómo puedes dormir plácidamente.

La importancia de un buen colchón

Dormir representa para todos los seres humanos, una actividad que se debe realizar en total comodidad. Contar con un buen colchón y una buena cama es de gran importancia, considerando que pasamos un tercio de vida durmiendo. La elección de un buen colchón debe hacerse con cuidado. Sufrir de dolor de espalda puede ser realmente agotador. Cuando el sueño es interrumpido, por un dolor de espalda, puede representar un verdadero problema. Principalmente porque resulta muy difícil dormir plácidamente, de este modo, se crea un círculo, que impide la conciliación del sueño e intensifica el dolor de espalda.

Conoce los tipos de dolor de espalda

Los dolores de espalda, pueden representar un gran problema para el desarrollo de nuestras actividades diarias, generalmente, son intensos y afectan de manera significativa a nuestro bienestar. Podemos distinguir los dolores de espalda en 4 categorías:

  • Dolores de cabeza, tortícolis: en este caso, las vértebras cervicales son quienes más sufren. La raíz de este problema, radica, a menudo, en una mala combinación de colchón y almohada. Principalmente, porque una altura indebida, puede originar un dolor. Desarrollándose de este modo una inflamación de los nervios del cuello, ocasionando dolor en los brazos.
  • Dorsalgias y lumbalgias: este dolor proviene de los músculos dorsales, situados a nivel de las vértebras dorsales  y lumbares. Se distinguen por presentar rigidez y contracciones en alguna de estas zonas. Generalmente, se deben a una mala postura al momento de dormir, de igual forma, si el colchón no tiene suficiente respaldo, la espalda no puede apoyarse de manera correcta.
  • A nivel de las caderas y articulares: cuando un colchón, es demasiado duro o firme, se reduce la presión sanguínea y por tanto la regeneración celular. Desarrollando de este modo dolor en las caderas, que abarca piernas y rodillas. De hecho, se pueden generar inflamaciones agudas en las articulaciones.
  • Ciáticas y reumatismos: ocasionado, generalmente, por una mala postura al dormir, el dolor se concentra al nivel de la espalda, impidiendo la conciliación de un buen sueño.

Cambia tu colchón y evita el dolor de espalda

Para dormir bien, es necesario invertir en un buen colchón, considerando, además, todo el entorno que está en la habitación. En ese sentido, también es importante, elegir una buena almohada y somier. De esta forma, se pueden aliviar los dolores de espalda y conciliar un buen sueño de manera satisfactoria. Para elegir un buen colchón, es necesario considerar criterios como:

  • Un buen apoyo, que no esté demasiado blando ni firme.
  • Edad del colchón, cuando su tiempo de vida ha pasado, se presentan desgastes, si esto pasa, es el momento de cambiarlo.
  • El material, es recomendable escoger un colchón de látex, ya que de esta forma, su duración es más alargada.

Garantiza un buen dormir, con un buen colchón

Para realizar las actividades diarias de manera satisfactoria, es necesario tener un buen descanso. Por eso, es recomendable tomar una decisión acertada y seguir los consejos para elegir un buen colchón.