La importancia de conocer los diferentes tipos de colchones

Un sueño reparador es vital para nuestra salud física y bienestar emocional. Los beneficios de un buen sueño nunca deben subestimarse. Para garantizar un confort óptimo, parece importante detenerse en la elección de un colchón. Este artículo trata de los diferentes tipos de colchón que existen, con el objeto de que tengas un buen conocimiento a la hora de seleccionar el que más te convenga.

¿Cuáles son los diferentes tipos de colchones?

Hoy en día, la tecnología ha llegado a la construcción de colchones, debido a que se ha utilizado para buscar el mejor confort. Según los gustos, las morfologías y los deseos de cada persona, algunos tipos de colchones estarán más adaptados que otros, por ello conviene examinar las tres tecnologías actuales: la espuma, los muelles y el látex.

Colchón espuma

Si estás considerando este tipo de colchón, debes entender que la “espuma” es una categoría amplia con una variedad de especificaciones. Vamos a profundizar en los diferentes tipos de espuma para garantizar que elijas la decisión correcta.

  • La espuma de poliéster: Se trata del colchón de espuma más barato y el que menos confort ofrece. Con una duración de vida limitada, está reservado a camas supletorias, por ejemplo como cama de invitados o en una segunda residencia.
  • La espuma de alta resiliencia o de poliuretano: existe una gran variedad de confort, según la densidad y la masa del colchón. Aunque es muy cómodo tiende a guardar la humedad.
  • La espuma viscoelástica: se distinguen por una lenta recuperación de la forma, Esta característica permite al colchón adaptarse a todas las morfologías y favorecer la circulación y la relajación muscular.

Colchón Muelles

Existen varios tipos de estos colchones, pero la calidad dependerá en mayor parte del número de muelles. El tipo de muelles también tiene mucha importancia. Estos son:

  • Los muelles bicónicos: son los más conocidos. Son muelles que se expanden en ambas direcciones, extrema lo largo y reducen en el centro, rodeados por un aislante; la lana, el algodón o la espuma.
  • Los muelles de hilo continuo: se trata de un colchón formado por un hilo único de acero continuo, con el objetivo de formar un muelle más homogéneo.
  • Los muelles ensacados: con los colchones de muelles ensacados, no alteran para nada la ventilación, pero sobre todo la independencia de la zona para dormir es excelente.

Colchón Látex

Tienen propiedades hipo alergénicas y características ácaro-estáticas y bactericidas, los colchones de látex tienen fama de ser higiénicos. La circulación del aire es excelente y no guarda la humedad. Existen tres tipos de colchones de látex, según las zonas de confort. Veamos:

  • 3 zonas: se distinguen 3 zonas: la parte de los hombros-cabeza, la espalda y, por fin, la parte de los muslos-pies. Son relativamente agradables, sin embargo, no alcanzas un confort óptimo.
  • 5 zonas: se trata de los colchones de látex con la mejor relación calidad precio. Las 5 zonas son: la cabeza, los hombros, la espalda, los muslos y los pies. Están particularmente adaptados para las personas que tienen problemas de espalda.
  • 7 zonas: aunque son más caros, no quiere decir, que sean más cómodos. No obstante, son esenciales para personas sensibles.

Para finalizar, conviene resaltar que pasas más tiempo en tu colchón que en cualquier otro mueble, por lo que vale la pena explorar tus opciones cuando compras un colchón. No te apresures en hacer una compra. Entérate primero de los diferentes tipos que existen en el mercado y así sabrás escoger el que más te conviene.