Somier articulado

Los somieres articulados gozan de una funcionalidad única en comparación al resto de somieres o bases, ya que permiten realizar una amplia gama de actividades que sin este somier serían mucho más incómodas.

Suele llamarse, también, somier eléctrico, aunque no todos los articulados sean eléctricos, y quizá su mayor desventaja sea la baja función estética que aporta en la habitación, en lo que se ve superado por su homólogo tapizado.

Empezando por el somier articulado manual, éstos permitieron una amplia gama de beneficios en relación a las actividades realizables en la cama o incluso a la ayuda a la hora de levantarse o acostarse, sobretodo para aquellos con dolores o más dificultades para ello. Esto es debido a que en sus inicios se usó sobretodo con fines médicos ya que aliviaba los dolores de espalda o problemas de circulación que podían sufrir algunos pacientes, pudiendo mover con el mando la inclinación de éste ya sea en las piernas o en la espalda.

Aunque pueda parecer que solo pueda tener desventajas si lo comparamos con el somier articulado eléctrico, eso no es del todo así, ya que este tipo de somieres manuales, además de no necesitar ningún tipo de instalación eléctrica, permite colocarlo en cualquier lugar además de ocupar menos espacio en la habitación y quedar más estético al no tener cables conectados. La última ventaja que tienen es el precio si los comparamos con los eléctricos, aunque las ventajas a nivel practicidad y confort quizá estén más limitadas en el tipo manual.

En el caso de los somieres articulados eléctricos, se empezaron a hacer muy populares con el paso de los años y los avances en la tecnología, sobretodo en casos de personas enfermas, mayores o incluso cualquiera que pase tiempo en la cama y realice actividades en ella, ya sean leer, ver la televisión o desayunar, entre muchas otras.

Las posiciones en las que se puede colocar el somier son muy amplias, lo que permite al usuario inclinarlo de la manera más cómoda para sus necesidades en cada momento y reducir posibles dolores por una mala posición del cuerpo, además de disponer de un mando a distancia que garantiza al usuario poder moverse en cualquier momento sin necesidad de realizar ningún esfuerzo, solo apretando un botón.

Otra de las ventajas que se han añadido con el paso del tiempo es una batería de emergencia capaz de evitar cualquier fallo eléctrico que produjese un cortocircuito, aunque ésta solo la incluyen algunos modelos.

Para terminar, los motores son ajustables en función de las necesidades del usuario, y pueden configurarse para que algunos actúen simultáneamente las partes superior e inferior y así conseguir la posición más cómoda con mayor facilidad.

-40%
402,00480,00 IVA INCLUIDO
-40%
474,00807,00 IVA INCLUIDO
-40%
474,001.005,00 IVA INCLUIDO
-40%
435,00735,00 IVA INCLUIDO