Canapé abatible

Escoger la base que mejor se adapte a nuestras necesidades no es una cuestión que podamos tomar a la ligera, hay muchos tipos y tienen varias funcionalidades según lo que estemos buscando.

Aunque si el problema principal a solucionar es la falta de espacio en casa, una de las mejores opciones será, sin duda, el canapé abatible, que nos permitirá almacenar una gran cantidad de objetos en su interior.

También podemos distinguir, principalmente, entre dos tipos de canapés abatibles según el material del cual están hechos. Primero encontramos los fabricados en madera, los cuales tienen una ventaja estética pero pierden un poco en el ciclo de vida ya que al estar hechos en madera, esta se ve resentida al abrir y cerrar en repetidas ocasiones el abatible, debido a que este material no está preparado para un movimiento excesivo. Para solucionar esto, se ha diseñado un tipo de canapés abatibles de madera con un revestimiento de metal para dar mayor resistencia al producto, y aunque el precio se pueda ver aumentado, es una buena inversión ya que se verá aumentado considerablemente su ciclo de vida.

El otro tipo de canapés abatibles que podemos diferenciar es el fabricado en acero, el cual dispone de un diseño más resistente y dota al producto de una funcionalidad mucho más diaria al no verse tan resentido con el uso. Otra de las ventajas que ofrece es la posibilidad de fabricarlo en diferentes diseños para ser útil y decorativo a la vez.

Gran parte de estos canapés disponen de una estructura acolchada cubierta por un revestimiento, el cual lo encontramos de diversos tipos, de ahí las variedades decorativas que puede ofrecer, sobretodo en cuanto a materiales y tejidos, y estas características son las que lo hacen altamente adaptable a cualquier habitación.

Es común pensar que cuando un producto ofrece unas ventajas diferentes a las básicas es porque ha reducido unas para aumentar otras, pero en este caso no es para nada así, el canapé abatible permite disfrutar de las ventajas de almacenaje además de no perder calidad en cuanto a comodidad o duración del producto, ya que está, generalmente, formado por láminas que garantizan una buena ventilación y un ciclo de vida largo con una buena higiene del canapé.

Según la dimensión del canapé abatible podemos encontrar varios tamaños de almacenaje, suelen tener una dimensión de entre quince y treinta centímetros, y en cuanto a los modelos de mayor tamaño encontramos algunos que pueden almacenar hasta 700 litros, lo cual puede ser muy útil, a su vez, para sustituir este producto por otro que utilicemos para almacenar, ya sea ropa, maletas, entre otros, y dispongamos de más espacio en la habitación.

A parte de todas las ventajas que ofrecen estos canapés, debemos tener en cuenta la comodidad de la que dispone a la hora de abrir y cerrar la estructura, ya que según la tecnología de la que disponga puede ser una tarea muy sencilla o puede suponer alguna que otra dificultad. Las tecnologías más utilizadas son los cilindros de gas y los cilindros hidráulicos, ya que permiten su apertura y cierre con facilidad y suavidad aunque el colchón sea pesado, además al abrirse unos 45 grados también garantiza una facilidad a la hora de buscar objetos en su interior y poder organizarlo todo dentro con total comodidad. También encontramos, con menor frecuencia, los canapés de apertura lateral, los cuales presentan una ventaja a la hora de cambiar las sábanas o hacer la cama ya que el acceso es más sencillo a las diferentes secciones de la cama.

-40%
378,00741,00 IVA INCLUIDO
-40%
285,00408,00 IVA INCLUIDO
-40%
450,00885,00 IVA INCLUIDO
-40%
540,001.074,00 IVA INCLUIDO
-50%
400,00777,50 IVA INCLUIDO