Las camas eléctricas: ventajas e inconvenientes

Una buena opción cuando nos encontramos con la tarea de adquirir una cama, es la cama eléctrica. Sin embargo, aunque su confort es innegable y cuenta con muchas ventajas, esta compra necesita una muy buena reflexión, ya que por sus elevados precios, se deben utilizar para responder a verdaderas necesidades.

Para poder realizar un buen análisis sobre su ajuste a tu estilo de vida, con respecto a las condiciones indicadas para optar por este tipo de cama y sus inconvenientes incorporados, aquí te dejamos algunas de ellas.

Ventajas de las camas eléctricas

Sus principales ventajas son:

Capacidad de adaptación. En el mercado pueden encontrarse varios modelos con entre 3 y 5 diferentes inclinaciones de uso, que cuentan con un mando a distancia para mejorar la experiencia. Siempre podrás adaptar tu cama a la posición que te sea más cómoda.

Independencia. Muchas parejas tienen el problema de incomodidad por el movimiento del otro. No obstante, las parejas que deseen adquirir una cama eléctrica deberán comprar dos somieres. Esto simplificará el uso, pues hará que cada uno tenga una movilidad independiente y que pueda decidir de qué modo desea mantener su zona. Dándote sueño reparador a ti y a tu pareja.

Fomenta la salud corporal. La utilización de camas eléctricas puede ayudarte a prevenir diversos males como: dolores de espalda, dorsales, mala circulación (ya que ayuda a mejorarla notablemente) y problemas respiratorios (facilitando el proceso). Este beneficio se vuelve aún mejor cuando se cuenta con somieres eléctricos con picos. Estos cuentan con una movilidad de 360 grados, lo que les permite adaptarse fácilmente al movimiento del cuerpo. Los especialistas del sueño sostienen que dormir con las piernas en alto es recomendable para mejorar la circulación del organismo, por lo que mantener una inclinación idónea es lo mejor.

En general, las ventajas de las camas eléctricas son muy variadas. Entre el confort y las diversas soluciones establecidas para mejorar la vida de las personas con salud frágil, las ventajas de este tipo de equipo no deben ser demostradas.

Inconvenientes de las camas eléctricas

Estas camas son una verdadera inversión, por lo que te recomendamos revisar con detenimiento cuales son las razones por las que quieres adquirirla. Debes recordar que comprar una de estas camas sin tener ninguna justificación, es generarte un gran gasto sin una buena razón de por medio.

Para hacerte una idea podemos decirte que una cama de gama de entrada deberá contar con un presupuesto medio de 600 a 800 euros, contando el somier y el colchón adaptado, tan solo para una cama individual. Si, por otro lado, analizamos los precios de una cama para una pareja, el presupuesto se acercará más a los 1.500 euros.

Contando con que el producto se encuentre posicionado como de gama alta, los precios para individuales pueden llegar a los 1.500 euros o más, mientras las camas dobles se aproximan a los 4.000 euros.

Estudio de condiciones

A la hora de comprar una cama, lo mejor es realizar un estudio de las condiciones y las necesidades básicas que quieres que cubra dicho producto, puesto que es uno de los puntos focales de tu compra. Te recomendamos realizar un buen análisis y tener en cuenta tu presupuesto para esta compra.