La importancia de un buen colchón, para la salud

Mantenerte sano, fuerte y con energía diariamente, dependerá de la comodidad de tu descanso. En este caso, contar con un colchón adecuado es lo recomendable, ya que aunque no lo creas el mismo, también tiene su tiempo de vida. Todo esto, dependerá de la composición, así como, de su estructura. Lo cual, lo convierte en un elemento esencial para nuestra cama y para el bienestar de nuestra salud.

¿Cuáles son los tipos de colchón?

En el mercado puedes conseguir una gran diversidad de colchones, en donde los fabricantes buscan siempre ofrecer el mejor confort. En este sentido, hacemos mención a los colchones de muelles, los cuales, pueden ser de espuma, látex o visco látex. Además de las texturas, también se debe evaluar su calidad, y el tiempo de vida que prometen tener.

Los colchones de muelles los podemos dividir en tres subcategorías, las cuales son, los de hilo continuo, los ensacados y los bicónicos. Cada uno de ellos, cuentan con diversas ventajas como ejemplo, los de hilos gran firmeza, los ensacados independientes en la zona de descanso y los bicónicos sostén dinámico.

Estos tipos de colchones se han comercializado por generaciones, siendo los más buscados gracias a su alta confiabilidad. Los cuales, nos brindarán además decomodidad, salud y resistencia, una vida útil bastante larga

Los colchones de muelles ensacados, en la actualidad son los que más han evolucionado. Esto es debido, al perfeccionamiento de los muelles, logrando ofrecergran comodidad y relajación de calidad a la hora de dormir. Para su aprovechamiento, la separación de los muelles, se encuentran ubicados en sacos individualizados. Todo esto hace, que la duración de estos tipos de colchones, sea la más prolongada de todas.

Cómo saber cuándo cambiarlo

Al pasar el tiempo, el colchón adquiere ciertas formas, las cuales, pueden poner en riesgo tu comodidad y el buen descanso. Lo que al principio, puede provocar pequeñas molestias, al pasar los días, puede empeorar ocasionando grandes malestares. Por ende, es importante que al notar esas incomodidades, y dolores tomes la determinación de cambiarlo inmediatamente.

Para saber si tu colchón puede ser cómodo por más de ocho años, debes considerar ciertos elementos. Como por ejemplo la composición, cuando el mismo es de látex, tienes que conocer el porcentaje que contiene de ese material. De esta manera, puedes hacerte una idea de la calidad que tendrá ese colchón. Para saber, que el mismo, es de gran resistencia, el porcentaje de látex natural, debe ser lo más elevado posible.

Para conocer el punto ideal de alta resiliencia, su densidad es de por lo menos 30 kg/m3. Sin embargo, algunos de ellos pueden alcanzar los 60 kg/m3, lo cual se considera el nivel más alto. Una espuma estándar bajo la densidad de 23 kg/m3 tan solo durará mínimo unos cinco años. Mientras que el colchón que tiene mayor resiliencia, puede llegar a alcanzar hasta doce años de vida útil.

La resiliencia también es importante en la durabilidad de un colchón. Ya que de ella depende, que el mismo, recupere su forma natural después de varios movimientos. Mientras mayor sea la resiliencia, mejor será la comodidad y la resistencia al tiempo. Por esta razón, al adquirir un colchón que promete una alta resiliencia, el tiempo de vida será mucho mayor.